viernes, 9 de noviembre de 2012

NECESIDADES vs DESEOS

Deseos y necesidades pueden ir cogidos de la mano, pero no siempre es posible el complementarlos.

Es por ello, que antes que nada pondré las definiciones de cada una de ellas:
 
Necesidad "es lo que es imprescindible para uno mismo"
 
Deseo "es aspirar al disfrute de algo ya sea conocimiento, un bien material, una relación, etc"

Es por ello que basándonos en estas definiciones cortas, podríamos decir que la necesidad y el deseo no tienen porque estar relacionadas, es decir, no tienen porque funcionar juntas a la hora de realizar algo, ya que la necesidad es vital y el deseo no. La necesidad precisa de una realización y el deseo puede postergarse.

Lo peliagudo del asunto es, que en ocasiones los deseos queremos verlos y vivirlos como necesidades, este modo de vivirlo puede llevarnos a grandes frustraciones ya que el empeño que se pone en las acciones en ocasiones es el inadecuado.

Los deseos no dejan de ser juegos de la mente que nos incitan a querer conquistarlos y hacerlos realidad, pero sin tener una base firme donde acogernos. Para que un deseo tenga vida, debemos marcar espectativas y objetivos que nos permitan crear un boceto o mapa de trabajo donde llevarlo para que en su momento podamos hacerlo realidad sin que quede sin inercia en el camino de la realización.
 
Para que un deseo pueda perdurar en el tiempo, uno debe cultivar la paciencia y la tolerancia de que no todo se puede realizar cuando nosotros queramos, sino que todo tiene un momento de ser.
 
En cambio, la necesidad premia a que nos movamos, a que realicemos lo que debemos realizar con el fin de llegar al lugar que la propia necesidad nos dice debemos llegar.
 
El deseo se inicia en una fantasía. La palabra fantasía viene del griego "phantasia", que significa facultad mental para imaginarse cosas inexistentes y proceso mediante el cual se reproducen con imágenes los objetos del entorno. Y para que puedan ser realizables, debemos comprometernos en querer llevarlos a cabo, sin conformarnos con mantenerlo en la mente sin lograr ejecutarlos en la vida real, aún siempre debemos tener en cuenta que no todos nuestros deseos, o algunos quedarán en el camino ya que su viabilidad quedará truncada por la idealización con que lo hemos creado.
 
Todo lo que pertenezca al mañana ya no está bajo nuestro control. Debemos aprender que existe una gran diferencia entre lo que deseo y lo que consigo. En la mayoría de ocasiones el éxito de lo conseguido llega a ser un fiel reflejo de lo que desee, de ahí que debamos aprender a vivir la vida dejando que todo fluya, dejando que todo tiene un momento y que nuestro empeño en conseguir hacer realidad nuestros deseos, están al alcance de la energía puesta en el asunto. Una vez cumplido dicho deseo, debemos seguir adelante, soñando, creando en la mente lo que queremos realizar y poniendo la energía necesaria para que llegue a ser real con un éxito aparente, sin dejarnos llevar por el entusiasmo de haber conseguido nuestros objetivos, seamos humildes si triunfamos.
 
Debemos vivir la vida en plenitud y en ello entra la necesidad y el deseo, aunque debemos marcar la diferencia para no caer en la frustración que el esfuerzo puesto nos pueda generar.
 
 
"Cuando alguien desea algo debe saber
que corre riesgos y por eso la vida vale la pena."
 
Paulo Coelho
(1947-?) Escritor brasileño
 
* * *
 
"No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres.
Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz."
 
Epicteto de Frigia
(55-135) Filósofo grecolatino
* * *
 
"Vivir sus deseos, agotarlos en la vida,
es el destino de toda existencia"
 
Henry Miller 
(1891-1980) Escritor estadounidense.
 
* * *
 
"Los deseos de nuestra vida forman una cadena,
cuyos eslabones son las esperanzas"
Lucio Anneo Séneca
 (2 AC-65) Filósofo latino.
 
* * *
 
"Por nuestra codicia lo mucho es poco;
por nuestra necesidad lo poco es mucho."
 
Francisco de Quevedo
(1580-1645) Escritor español.
 
* * *
 
"Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras,
cae la máscara y aparece el hombre."
 
Lucrecio
 (99 AC-55 AC) Tito Lucrecio Caro. Poeta romano
 
* * *
 
"Así como toda carencia es desgracia,
toda desgracia es carencia."
 
San Agustín
 (354-430) Obispo y filósofo.
 
* * *
 
La fuerza de la necesidad es irresistible.
 
Esquilo de Eleusis
 (525 AC-456 AC) Poeta trágico.
 
 
Un abrazo
 
Africa

No hay comentarios:

Publicar un comentario